Virgen Extra

La terminología encontrada en las etiquetas de las botellas de aceite de oliva es establecida por la UE. Cuando se especifica como «Aceite de oliva virgen extra» o «Aceite de oliva extra virgen», se trata de un producto del grado más alto de calidad, con una acidez inferior al 0,8%.

Las aceitunas son procesadas inmediatamente tras su recolección y prensadas dentro de 24 horas. Se presta especial atención a asegurar que sufran el menor daño posible, para garantizar este alto nivel de calidad.

Como es el caso también en el mundo del vino, la región y ubicación del olivar juegan un papel importante. Es preferible un terreno de origen claro, e incluso mejor cuando este se encuentra contenido dentro de una única región. Por lo tanto, «embotellado» no es una indicación completamente fiable.